sábado, 8 de enero de 2011

Último poema no-leído

Todo se estropea.
Se acaban los besos y quedan
los poemas no leídos,
las palabras nunca dichas.

Toca que mueva ficha y no lo hago.
Porque me aburre reiniciarme.
Búscate a otro crío. Enséñale lo básico.
Que aprenda a complacerte y lo haga bien.

Qué cansado. También podría, no sé,
cambiar de estereotipo. Buscarme a un tipo listo;
un rival y no un alumno.
Alguien con quien ser uno y uno; nunca dos.
Qué sé yo.
Alguien con carisma.

Que conozca La Casa Azul.
Que no viva pegado a un móvil
y lea novelas en inglés.
Que me escuche cuando hablo, sin analizarme,
ni responder con algo sobre él.
Que hable de cosas interesantes
-pero sin pasarse-.

Todo se acaba, claro.
Sería tonto si me enfadase o sintiese triste
en vez de reírme como lo hago.

Un beso y adiós,
y hola al nuevo candidato.
Hay cosas que empiezan de nuevo
cuando se vuelve necesario.

4 comentarios:

Julieta dijo...

Dejar morir lo que se tenga que morir, qué buen plan ;)
Besos!

Pluma Roja dijo...

Me parece que este nuevo candidato trae cosas frescas y sabias.

Bienvenido al nuevo candidato.

Hola Víctor, bienvenido. Ya te extrañaba.

le petit renard dijo...

hay cosas que empiezan de nuevo cuando se vuelve necesario

me encanta!

(he conseguido semiaclararme con el blog)

Shantal dijo...

El Jardín de la Nostalgia da paso al Embrujo Andaluz, espero contar contigo. Besos. (Gara)