martes, 21 de febrero de 2012

Born to die

La libertad bien entendida
te hace volar en la cama,
soñar en la calle,
sonreír por la mañana.

La libertad bien entendida
es un beso inesperado,
unas vistas nocturnas,
un San Valentín enamorado.

Comienza el viaje y lo hace desatado,
mirando al frente, siempre al frente
y a los lados. La libertad,
bien entendida,
se confunde con el cielo
y con el olor a mar.

2 comentarios:

♥ Anabel ♥ dijo...

Precioso canto a la libertad "bien entendida" ;)

Víctor dijo...

gracias guapa :)