domingo, 17 de octubre de 2010

Calma

Vete y me voy.
Tócame y me quedo.
Llámame. Fuego.

Y el vacío en el estómago.

Luego 
esta resaca de olas muertas. 
Ya no vienen ni van.
No llegan ni llegas.

Creo que lo tengo.
Que entiendo, por fin.
Te sigo sintiendo pero
ya no, ya no.

Cuando nos despierten los perros
y se oiga un vacío y un beso.
Vete y me voy.

Hoy decides tú.
Yo no puedo.

4 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Placer pasar a leerte.

un saludo cordial,

Hasta pronto.

Kuroneko-kun dijo...

A vegades, em fa mal no arribar a comprendre tota la profunditat de les teves paraules =.=

NV BALLESTEROS dijo...

No siempre es bueno dejar que otros decidan por lo que uno quiere....

Tocayo que tengas ua bonita semana

Besos

Javier dijo...

calma.. todo con calma