jueves, 24 de diciembre de 2009

Un día cualquiera

Él se levanta de la cama, poco a poco. Pretende no despertarla. Con las manos, las piernas, con su intimidad siente la tibieza de las sábanas blancas y el fuego que las ha templado. Él es cansancio post-coital; la pura bohemia.

Se acerca a la ventana, descalzo, desnudo. En el alféizar descansa un paquete de tabaco. Lo abre, saca un piti y se lo pone en la boca, con desgana. A través de los cristales empañados, la ciudad se revela en una vigilia antinatural.

-Las farolas le impiden dormir -se dice él, en voz baja.

Pasan unos instantes. Nada parece moverse a uno u otro lado de la ventana. Y, de repente, una mano rodea su cintura. Otra mano se une a la primera, y él es abrazado. Entonces, una voz susurra.

-¿A quién?

Él, que ha estado observando esas manos finas, de mujer, como si fueran algo desconocido, excitante y maravilloso, alza la vista a ese paisaje humanamente nublado.

-A la ciudad.

Esas son las últimas palabras de ese día que no acaba de nacer. Una de las manos deja de abrazarlo y, flotando, se desliza hasta la persiana. En unos segundos, la habitación queda a oscuras.

Y las manos le arrastran a la cama nuevamente, y se apoderan de cada milímetro de su piel. Se deja llevar, y olvida la tragedia de una ciudad que no duerme.

Las cosas son mucho menos dolorosas cuando haces el amor con la persona que amas.


8 comentarios:

SrItA. mUeGaNiTa =D dijo...

Wow!!! Si asi seran los "dias cualquieras"... yo quiero todos mis dias asi!!! :D

GRACIAS ADORADO!!! =)

APAPACHOS NAVIDEÑOS!!!

PD. Este ya sera TU unico blog?

Víctor dijo...

así es! este será MI único blog :)

eme dijo...

Totalmente de acuerdo.
Cuando haces el amor con la persona que amas todo lo demás no importa. Pero siempre y cuando esas persona también te ame, si no, jodid@ andas...

*[..Clara..]* dijo...

Pff..como te digo que me encanta, Victor? Llevaba tiempo buscando leer esa dulzura..Gracias por proporcionarmela.

Un abrazo y Feliz Navidad :)

Doña María dijo...

¡Te encontré, Víctor! No dudes de que seguiré leyendo todo lo que tienes que decir, porque al contrario que mis nietas, tú tienes mucho talento. Pero permíteme que lo haga sentada en el salón de casa. Lo de pasear os lo dejo a los jóvenes, yo ya estoy cansada.
Un abrazo

Kuroneko-chan dijo...

Adepto se une de nuevo.
- - -
Mierda! Y esta vez el texto es distinto.

Esta vez, me ha conseguido emocionar.

u.u'

Alexander dijo...

te acompaño en esta nueva aventura, hermano, y a ver como nos toca.
El texto es interesante, tierno y directo -como muchas veces me repetiste tendrian que ser-. Mi unica molestia seria la ultima parte, que me hace pensar fue escrito para encontrarle un final. Aun asi, me gusta mucho.
Estoy conociendo una nueva cara de Victor y un estilo diferente de su tan grande calidad narrativa.
Te dejo un abrazo. Y, por cierto, como te dije la primera vez, te sigo.

Lavidasincolor. dijo...

Que razon tienes :)
me ha encantado la entrada.

un beso.