martes, 26 de enero de 2010

Mi semana (2/7): Martes.

Las puertas del metro se abren. Pasan unos segundos y entonces se cierran. La mirada esclava observa, sonríe, piensa. La mirada se deja llevar por la gente, los pasos, las palabras de alguna pareja que se pierden en el ambiente.

¿No te das cuenta? Qué va, cómo ibas a hacerlo. ¡Si estás atontado! Que los ojos se te van, lo noto, y los dedos te bailan un tango extraño. Como si estuvieras nervioso. Como si no supieras qué mano lleva la rosa y, ante la duda, optases por estrujar el tallo con las palmas y cubrirte de sangre, de esa sangre limpia, roja y cálida.

Atontado. Cada parada solía significar un poco menos para llegar a casa. Allí te esperaban tus padres y tus perros y tu pc

y una cena destemplada y un café.

Eh, pero... Espera, espera un momento. ¿Por qué bajas aquí? Esta no es tu parada. Eh, ¿adónde vas? Tu mirada no es aquella mirada que observaba el mundo y sonreía. No, no, tu mirada ahora se observa a sí misma, se inspecciona y se entretiene con otros juegos. Memoria, olores, tacto.

Y una voz por el interfono y la puerta se abre y hay otra mirada sentada en la mesa y ambas se abrazan.

Ni un café solo más.

13 comentarios:

Sandra dijo...

Oh dios, los cafés...

Me encanta como escribes.

Y claro que te permito que me acompañes :) Yo también te acompañaré por este rinconcito.

Un beso.

Pluma Roja dijo...

bueno, apareció la compañía. ¿O no?
¿o son tus propios ojos los que se miran? Pero no, el interfono tiene que ser manipulado por alguien más. Intrigante. Buen relato.

Hasta pronto, Saludos cordiales.

Jimenez_6c dijo...

lo leí y lo releí

y me gustó tanto como los demas n.n

un abrazo man!

Uma dijo...

La experiencia es la madre de la ciencia, decía también Aristóteles, el principal oponente de tu amigo Kant, al que tanto criticaba.

:)

Ullets dijo...

Las lágrimas después del polvo son lágrimas sinceras.

I una putada molt gran...



"Eh, pero... Espera, espera un momento. ¿Por qué bajas aquí? Esta no es tu parada. Eh, ¿adónde vas? Tu mirada no es aquella mirada que observaba el mundo y sonreía. No, no, tu mirada ahora se observa a sí misma, se inspecciona y se entretiene con otros juegos. Memoria, olores, tacto."

Em quedo amb aquest fragment que m'ha fet pensar en algo molt positiu que he viscut fa poquet...=)

gavilan dijo...

desconcertante

J A D E O S dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
J A D E O S dijo...

me gusta tu comentario
me gusta como escribes
me gusta tu pequeña huella en mi blog
te seguiré

Alexander dijo...

Me gusta que no siempre lo que se espera es lo que vaya a pasar.
Pense en muchas cosas mientras terminaba de leerlo, y mas me parecia una cita con los pensamientos y las reflexiones, pero luego la situacion cambia.
Tienes un estilo casi marcado.
Una vez mas, hermano, vas un paso adelante.
Un abrazo

rosa dijo...

Vibrante, emotivo, intenso! Como tu...

Yessen dijo...

muy buen blog los de las 4 estaciones y este me gustan todos igual . un buen blog para seguir.

Asturiela dijo...

jaja que me ha parecido esta entrada como que le habla su propia conciencia a ese sujetillo que anda con la vida a dos pies y ya se cree humano.

bien logrado :)

kitus dijo...

hahahaha!
Mira Victor, que cachondeo!! Con la pizza pa arriba y pa abajo, la gente del polígono flipando xD y yo cargando con la pizza! xD Y al final, a la vuelta harto ya de todo pk cada persona que pasaba se reía de mi por llevar una pizza por la calle a las tres de la mañana (xDDDDDDD) voy y la tiro a la basura (bueno, x eso y pk se me había caído varias veces...)


A la mña siguiente me arrepentí de haberlo hecho!