martes, 11 de mayo de 2010

Hay momentos en los que no te salen las palabras. Estás ahí, con tus esquemas mentales por los suelos y lágrimas en el aire. Pero esto era un concierto, ¿no? Tenía que ser una fiesta, joder. Una puta fiesta.
Y lo fue; de hecho, lo fue. Te reíste mucho y a menudo. Excepto mientras... Pero eso no ocupó la mayor parte de la noche. A ti se te hizo eterno, ¿eh?

A las 3:30am, cierras los ojos en la noche íntima de tu cuarto, y no puedes dormir. Cómo vas a dormir, si estás borracho y han pasado demasiadas cosas en demasiado poco tiempo. Estás sobrepasado. El mareo se debe a eso. Bueno, y al par de litros de alcohol que navegan por tus venas.

Mañana, todo esto no será más que un recuerdo. Un recuerdo de mierda, que te amargará el resto de la semana. Feliz mayo, compañero: bienvenido de nuevo al mundo de los mortales.

10 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Malo que sea un mal recuerdo. Por lo demás, podría continuar con sus fiestas.

Buen relato víctor.

Saludos cordiales,

Aída

Javier dijo...

una mala jugada...

Kuroneko-kun dijo...

Juas! Pero como todo, se va a arreglar de una forma u otra. Poooor lo tanto, sólo puedes esperar que es lo siguiente que va a ocurrir.

No vale la pena :3

NV BALLESTEROS dijo...

Te siento triste tocayo...Las penas entre fiesta y fiesta se sienten menos.

Besos

Eternamente Delirada. dijo...

de los malos recuerdos se viven suelen decir, no siempre se recuerda el buen momento sino aquel que fue una tremenda mierda, es que te da un bajon anemico cada vez que recordas pero es asi, el alcohol las fiestas que no son fiestas dan como resultado insomnios de primera y un sabor amargo que tarda en irse.


extraña comentar y leer tus textos, una especie de droga son ya para mi.

Kuroneko-kun dijo...

Oks! A la teva manera! ^^ Com vulgos! :3

la chica de los lacasitos dijo...

Después de días tristes, a dormir... al día siguiente no parecerá más que un recuerdo.

Así que más te vale no estar mal, que me enfado.

:)

Doña María dijo...

Pues yo creo que con tanto alcohol en las venas no quedaría mucho que recordar. A mí me suele pasar algo parecido cuando tomo más mistela de la cuenta. Pero después de dormir un ratito, vuelvo a estar como nueva.
Un abrazo, Víctor.

Eternamente Delirada. dijo...

ojala y el alcohol borrara todos los recuerdos, solo los aparta con dolores de cabeza del foco de atención.

Beso.

Alexander dijo...

Una noche como otras, ¿verdad?, pero distinta a las demas. ¿Habria que olvidar o habrias que recordar para escribir?... No importa.
Es mayo, hay que ser felices.