domingo, 15 de agosto de 2010

Posdata

Querido diario:

Tengo tantas ganas de bailar, que podría volverme loco ahora mismo. Barcos y más barcos desfilan ante mí, y mi libro de Economía se siente derrotado. Está perdiendo, una vez más, su batalla particular contra mis ansias de verano.

El sol se ha ido ya; a media tarde, en Ampuriabrava las nubes lo cubren todo y el aire se vuelve fresco, otoñal. Es como disfrutar de unas vacaciones en dos estaciones a la vez, sí. El mundo está lleno de estos dobles filos, ¿no crees?

Me siento bien, muy bien. Relajado y a salvo: no puede pasarme nada malo aquí. Nina está lamiéndose las patas en mi regazo, y una canción de La vida es bella lo armoniza todo: su feliz apatía, mi apatía feliz. Esto es apatodemonía en estado puro.

Tengo la garganta seca. No sé si por la resaca de ayer por la noche, o porque... Vale, joder, es por la resaca de ayer. Pero, contra todo pronóstico, hoy me he levantado a las diez menos diez, como un campeón. Y aquí estoy ahora, escribiéndote lo primero que me pasa por la mente para no pensar en que tengo que estudiar Economía. Como, por ejemplo...

Quiero conocer a una chica, ¿sabes? Una chica que me haga sentir especial, que se fije en que no tengo los ojos marrones del todo; que se sienta atraída por mí y que se ría mucho.

Tiene que ser un sol radiante, como ese que ahora no se ve aquí, en Ampuriabrava.

Algún día podré llevarle el desayuno a la cama, seguir con la yema de mis dedos la curva de esos hombros de mujer y besarle la espalda. Y decirle "buenos días, princesa".

Algún día.

4 comentarios:

Iván Jimenez dijo...

see ni que lo digas, yo tambien quiero jeje

saludos!

NV BALLESTEROS dijo...

Siento la nostalgia que da la soledad....

Besos con cariño

Alexander dijo...

Sin duda, algun dia, Victor. Por ahora disfruta del sol, los barcos, de escribir lo primero que se te venga a la mente, del libro de economia y de todo lo demas.
Venga, disfrute.

Julieta dijo...

Estoy segura de que te sentís especial! Divino, preciso!
Procura que cuando lleguen, los hombros digo, se enteren de lo marrón que son tus ojos, digo nadie que no te mire a la cara vale un desayuno así XD